Reporteros gráficos neuquinos realizaron ayer una protesta en la Casa de Gobierno reclamando por el Derecho a la Libertad de Expresión luego que un fotoperiodista alemán fuera agredido por policías de la provincia en Añelo mientras fotografiaba un basurero petrolero a cielo abierto.

La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie y calzado

Los trabajadores posaron en una de las esquinas de la Casa donde se asienta la sede administrativa del gobierno provincial. Vale recordar, que al reportero alemán no le devolvieron sus equipos que fueron tomados por los uniformados.