La suba será para los viajeros que regresen a la Argentina por vía aérea o marítima, mientras para aquellos que vuelvan al país por vía terrestre o fluvial, el límite se incrementó de US$ 150 a 300.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) oficializó este lunes el aumento en la franquicia individual para viajeros que traigan productos del exterior sin obligación de pagar impuestos adicionales, que pasó de US$ 300 a 500 dólares por persona.

La medida se formalizó a través de la resolución general 4361 del organismo, que se publica hoy en el Boletín Oficial.

Superados los topes, el ingreso de mercaderías por particulares quedará sujeto al pago de un único tributo con alícuota del 50%.

La disposición de la AFIP había sido anticipada a comienzos de noviembre y se sumó a la decisión que el organismo tomó en septiembre pasado, que permite a cada viajero ingresar con un celular o una computadora portátil (laptop) sin necesidad de realizar una declaración.