En una audiencia de control de acusación, la fiscal del caso Gloria Lucero y la asistente de la fiscalía de Homicidios Lucrecia Sola, solicitaron que dos jóvenes, S.A.C y G.B.E, sean juzgados por el homicidio de Enzo David Vázquez. El hecho ocurrió en la localidad de San Patricio del Chañar en mayo de 2018.

La imagen puede contener: una persona

Los dos imputados fueron acusados por las representantes de la fiscalía por los delitos de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, en calidad de coautores (artículos 79, 41 bis y 45 del Código Penal).

La fiscal del caso detalló la teoría del caso del Ministerio Público Fiscal: les atribuyó a S.A.C y G.B.E, haber matado con un arma de fuego a Enzo David Vázquez el 13 de Mayo de 2018 en el horario comprendido entre las 8 y las 14. La víctima y los victimarios se encontraban en el interior de una pieza alquilada por los imputados en San patricio del Chañar. Allí en un determinado momento, cuando Vázquez estaba sentado en una reposera, recibió un disparo de pistola calibre 9 mm que le ingresó a la altura de la frente y le causó la muerte.

La fiscal Lucero planteó que los imputados con el objetivo de desviar la investigación alteraron la escena del hecho llevándose del lugar algunos elementos y el arma utilizada. Horas más tarde dieron aviso a la Policía y alegaron no tener conocimiento de lo que había ocurrido.

La abogada querellante Cecilia Fanessi, que intervino en representación de la madre de Vázquez, adhirió a lo solicitado por la fiscalía en todos sus términos.

Durante la audiencia las partes realizaron una serie de convenciones probatorias tales como la incorporación del resultado de la autopsia practicada a la víctima, la ubicación donde sucedieron los hechos, la autoría del disparo por parte de S.A.C, informes médicos realizados a los imputados, rastros levantados por los efectivos policiales, secuestros relacionados al caso, informes toxicológicos, entre otros.

El juez de garantías encargado de dirigir la audiencia Diego Piedrabuena avaló el requerimiento de la fiscalía y la querella y dispuso la apertura a juicio del caso.

Debido a que la pena en expectativa para el delito es superior a tres años e inferior a quince el caso será juzgado por un tribunal colegiado.

En los próximos días la Oficina Judicial deberá fijar la fecha para la realización del debate donde se determinará la responsabilidad de los acusados en los hechos.

La defensa de los imputados fue ejercida por los abogados particulares Daniela Ossa y Gustavo Lucero.