Ricardo Corradi ofreció una conferencia de prensa y anunció que la situación de Clínica Cutral Co es terminal y está al borde del cierre. "A partir de mañana, la gente ha dicho que no se presenta a trabajar. Veremos cuál es el plantel que se presenta y cuál servicio podemos prestar. Si no podemos prestar servicios, tendremos que retirar algunos enfermos que tenemos y bueno... cerrar las puertas".

Corradi,  accionista y cara visible de Clínica Cutral Co aseguró que el único camino es el crédito y cuestionó la actitud del gobernador Omar Gutiérrez, el intendente José Rioseco y los directores del Enim. "Inútiles, buenos para nada", dijo y se quejó: "No nos atiende nadie", sostuvo Corradi.

Los empleados participaron de la conferencia de prensa y se enteraron allí del posible cierre de la clínica. "Estamos cansados de venir y tener siempre la misma respuesta. Pero ahora nos estamos enterando por él que la clínica cierra. Ahora quedamos en la nada misma. Tenemos que reunirnos y ver qué vamos hacer”.

Corradi señaló que con el resto del plantel médico que presta servicios en la Clínica no hay posibilidades” de ningún acuerdo para aliviar la situación del centro médico. “Llegamos al final del camino”, enfatizó Corradi.

Clínica Cutral Co adeuda a sus empelados 3 aguinaldos y medio y del mes de octubre sólo pagó 5 mil pesos quedando en deuda con el sueldo de noviembre. "700 mil pesos del sueldo de octubre y 1 millón de pesos de los sueldos de noviembre", sintetizó Corradi. 

Cuando las trabajadoras recibieron la noticia de la posibilidad del cierre hubo lágrimas y consternación.