El secretario de Cultura de la Nación, Pablo Avelluto, lamentó hoy el escrache que sufrió en la inauguración de la 45° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, y consideró que "la idea del callar al otro la creíamos desterrada, y parece que no está resuelta".

Anoche, Avelluto fue abucheado antes de dar su discurso en el salón Borges, en el predio de La Rural, tras lo cual el funcionario criticó la actitud y siguió su exposición, la que fue escuchada por los manifestantes dándole la espalda.

El secretario dijo hoy en radio Mitre que "la idea de callar al otro la creíamos desterrada", y narró que lo más "triste" es que quienes cometieron estas actitudes eran "chicos jóvenes".

"Cuando me tocó hablar a mi, para cerrar el acto, de pronto se empezaron a escuchar gritos, pero no se entendía muy bien si eran hacia mi, hacia el jefe de Gobierno (Horacio Rodríguez Larreta) o hacia el Presidente (Mauricio Macri)", contó.

"Parecían varios grupos, distintos, independientes entre sí, y yo les dije que podían gritar todo lo que quisieran, que teníamos toda la noche, y que yo no iba a dejar de hablar", relató.

Avelluto continuó: "Efectivamente, siguieron gritando y yo seguí hablando, porque creo que no hay que amedrentarse".

Para el Secretario, en estos temas "estamos discutiendo sobre el derecho básico a pensar, a hablar, a escucharnos entre nosotros".

"Temas que creíamos que ya estaban resueltos, pero pretenden callarnos, y no nos vamos a callar", advirtió.

Al mismo tiempo, evaluó que es "triste la idea de callar al otro proveniente de chicos tan jóvenes. No se dan cuenta que se abre una puerta a algo muy oscuro, a una memoria muy terrible de nuestro pasado".

"Hasta antes de ayer se escupían fotos de periodistas en la Plaza de Mayo -dijo en referencia a escraches cometidos durante el gobierno anterior-, entonces recuperar la convivencia democrática y saber que incluso estamos obligados a pensar diferente y que nos podamos escuchar, son cuestiones básicas", finalizó.