El delantero, finalmente, pasó esta noche por la clínica y se confirmó que tiene un esguince acromio-clavicular en el hombro izquierdo. No es grave, no tendrá que ser operado. Esperan que vuelva en unos 20 días.

Matías Suárez, que debió ser reemplazado a los 21 minutos del partido ante Palestino, finalmente se realizó estudios por la lesión que sufrió en el hombro izquierdo.

El parte médico oficial había asegurado luego del encuentro que el delantero, que venía siendo una pieza clave en el equipo de Marcelo Gallardo, tenía un esguince acromio-clavicular.

Este jueves por la noche, Suárez pasó por una clínica para realizarse estudios y descartar alguna otra lesión. Finalmente, confirmaron el esguince acromioclavicular.

Si bien es doloroso, podría haber sido peor para Suárez, quien no tendrá que pasar por el quirófano. Se especula que estará cerca de 20 días sin jugar.

En el horizonte del Millonario están los octavos de final de la Copa de la Superliga frente a Aldosivi (el domingo 28 a las 17.45) , el cierre del Grupo A de la Copa Libertadores (7 de mayo a las 21.30) y, un poco más lejos, la Recopa Sudamericana frente a Athletico Paranaense (22 de mayo). En ese último encuentro podría regresar el delantero.