La suba del dólar pone en tensión los precios congelados, que en realidad ya estaban tensionados por los aumentos que disparó, y la suba del riesgo país (llegó a 985 puntos) hace que ese encarezca la tasa de interés a la que Argentina accede a crédito internacional que ya está en dos dígitos y trepando.

El dólar cerró en $44,919 y alcanzó una nueva marca. La divisa estuvo impulsada por cuestiones locales y por la inestabilidad financiera internacional, que determinó una importante apreciación en los mercados emergentes.

La cotización del dólar subió 3,21% en el mercado mayorista, al cerrar a un promedio de $44,919 para la venta. De esta manera, alcanzó una nueva marca máxima e incluso cerró la jornada por encima de los $45 en entidades como el Banco Galicia, ICBC, Supervielle y Santander Río.

La presión de la demanda se hizo presente en el mercado desde el inicio de la rueda y eso obligó al Banco Central a convalidar una suba de 47,5 puntos básicos en la tasa de interés de las Letras de Liquidez (Leliq), en un promedio de 68,366%, el nivel más alto en los que va de 2019.

“La inestabilidad financiera internacional tuvo pleno impacto en el plano doméstico, que amplificó la mejora del dólar en el mundo”, sostuvo el analista Gustavo Quintana al tratar de explicar el comportamiento del mercado. A la cuestión internacional se le sumó una “demanda por cobertura” que “impulsó una significativa suba del tipo de cambio mayorista, que hoy alcanzó nuevos máximos históricos”, agregó Quintana.

"El mundo duda y aumenta el riesgo país", dijo Macri, pero aclaró que la Argentina "no va a volver atrás". El Presidente realizó las declaraciones en una entrevista a la radio LT29, de Venado Tuerto, ciudad a donde mantuvo un encuentro con productores lecheros de la zona.

El presidente Mauricio Macri dijo que "el discurso de que podíamos vivir con lo nuestro nos trajo un tercio de argentinos viviendo en la pobreza", aseguró que el mundo duda y por eso aumenta el riesgo país", pero consideró que "la duda es infundada; los argentinos no vamos a volver atrás". Afirmó también que "estamos invadidos por el proceso electoral", aunque todavía faltan meses para los comicios.

"La duda es infundada; los argentinos no vamos a volver atrás, entendimos que la magia no existe y el mesianismo nos lleva a destruir la sociedad", afirmó.

En una entrevista con radio LT29 de Venado Tuerto, Santa Fe, luego de reunirse con productores locales en la localidad de Santa Emilia, en esa provincia, el Presidente sostuvo que "el discurso de que podíamos vivir con lo nuestro nos trajo un tercio de argentinos viviendo en la pobreza", pero consideró que la mentalidad de los argentinos "está empezando a cambiar".