El manager del seleccionado argentino volvió a reunirse con el entrenador en el predio de AFA, en Ezeiza, y acordaron que la "selección local" quedará para otra oportunidad, "si en algún momento los calendarios de los clubes lo permiten", según lo aclaró el propio DT del representativo nacional.

"Hoy nos reunimos con Menotti en el predio de AFA y acá hay informaciones erróneas, porque él nunca se mete en las decisiones del cuerpo técnico. Por eso aclaro sobre lo que se menciona últimamente de la selección local, que nosotros estamos todos los días en Ezeiza y no podemos entrenar jugadores, sino solamente mirar videos. Pero si en algún momento surge la posibilidad y se abre el calendario, trataremos de trabajar con futbolistas de aquí", explicó Scaloni.

"Nuestra gran labor ahora es que Lionel Messi no cohíba a los demás y que por ejemplo Giovani Lo Celso sea en la selección el mismo que en el Betis, porque eso será lo que más le sirva a la selección. Y en cuanto a Sergio Agüero, insisto en que está en carrera para estar en la lista final de la Copa América de Brasil, pero si no estuvo la última vez fue solamente porque pretendíamos darle una oportunidad a Lautaro Martínez", advirtió a DirecTV el técnico santafesino.

Menotti y Scaloni ya se habían reunido en Ezeiza hace dos semanas, luego de que este último fuera atropellado en Mallorca, donde reside, por un automóvil cuando transitaba con su bicicleta por el estacionamiento del colegio al que concurre su hijo, producto de lo cual se le observan varias cicatrices en su rostro.

"Lo que puede desvirtuar mi trabajo en estos días es escuchar mucho las críticas que nos realizan, por lo que tratamos de no hacerlo, ya que con Walter Samuel y Roberto Ayala formamos un grupo bastante cerrado. Por ejemplo cuando dije que no estamos a la altura de las grandes potencias del mundo, me cuestionaron, pero es una realidad, aunque si trabajamos bien, podemos sorprender a más de uno", apuntó.

"Es que yo sé lo que pretendo. Después del Mundial de Rusia tenía decidido seguir mi carrera solo y en principio iba a dirigir el Sub 20, pero estando en L'Alcudia me ofrecieron conducir interinamente la mayor y fue una decisión sorpresiva y difícil, pero acepté el desafío", agregó.

Y sobre esa decisión y su relación con Jorge Sampaoli, que fue justamente el que lo llevó al cuerpo técnico de la selección, reveló que ya le había dicho al hoy entrenador de Santos, de Brasil, "antes de que él se fuera del seleccionado, que me quería quedar. Después renunció y nos separamos, pero yo le había avisado antes", aseguró.

"Pero lo cierto es que cuando tomé la decisión sabía que no era fácil estar al frente de la selección mayor porque nunca había dirigido en ninguna parte. Por eso le dije a Pablo Aimar que me acompañara, pensando en que solamente iban a ser seis partidos. Lo que pasa es que después todo se alargó", puntualizó.

"Y lo que noté estando adentro del seleccionado argentino era la necesidad de meterle sangre nueva al equipo, nuevos desafíos para nuevos jugadores. Por eso cuando asumí me tomé el atrevimiento de hablar con varios de trayectoria en la selección para explicarles sobre esta nueva situación de probar a chicos que nunca se habían puesto la camiseta del seleccionado. Y en eso estamos", concluyó el oriundo de Pujato, que el próximo 16 de mayo cumplirá 41 años.