La imagen puede contener: una persona, textoPor: Mg Pipo Rossi

El 22 de Abril de 1985, durante la Presidencia de la Nación Argentina del Doctor Don Raúl Ricardo Alfonsín, comenzó el “Juicio Histórico a las Juntas Militares” que gobernaron el país entre 1976 y 1983.

Los Juicios "fueron un caso inédito en todo el mundo ya que Argentina se convirtió en el primer país en juzgar a sus propias autoridades de facto de forma rápida y eficaz, constituyendo un hito en la lucha por los Derechos Humanos en la región del Cono Sur, teniendo en cuenta que otros países como Brasil y Uruguay negociaron la invulnerabilidad de los dictadores en medio de la transición democrática".

El juzgamiento "tuvo su principal fuente de argumento en las graves y masivas violaciones de derechos humanos cometidas en ese período, que incluyeron secuestros, desapariciones forzadas, asesinatos y violaciones de los derechos individuales".

La acumulación de pruebas fue tal que, en Diciembre de ese mismo año, se concretaron las condenas contra los represores, fundamentalmente las cúpulas compuestas por el Teniente General Jorge Rafael Videla y el Almirante Emilio Eduardo Massera, pero también reforzadas sobre otros donde también figuraba el General Leopoldo Fortunato Galtieri, "el responsable de la Guerra de Malvinas".

La Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) "fue la organización encargada exclusivamente en investigar la cifra de desaparecidos de la época, lo que confirmó que hubo una planificación sistemática de los hechos, que fue en paralelo a un modelo económico preestablecido como sería el primer neoliberalismo aplicado en el país sudamericano".

Además, el Juicio, fue también contra los miembros de las organizaciones Montoneros y el ERP, entre los cuales figuró el Señor Mario Firmenich como uno de los condenados por sus acciones vinculadas al secuestro, la extorsión y el asesinato premeditado de empresarios y sindicalistas".

Finalmente, cuando los juicios terminaron, el Fiscal de la causa, Doctor Don Julio César Strassera, pronunció: “Que esto sirva para que todos los argentinos aprendamos y cito una frase que no es mía sino de todo el Pueblo argentino desde ahora en más: señores jueces, ‘Nunca más’”.