El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, afirmó hoy que la medida principal para combatir la inflación "es bajar el déficit fiscal y tener una política monetaria que sea consistente con nuestra disciplina fiscal", en tanto los supermercados de capital argentino manifestaron su apoyo a las medidas económicas anunciadas por el gobierno nacional.

En diálogo esta mañana con radio Mitre, Sica explicó que "el programa antiinflacionario no se basa en el acuerdo de precios", y señaló que lo anunciado ayer por el gobierno nacional "es una medida que complementa lo que venimos haciendo de manera más estructural".

Al respecto, destacó que la medida principal para el combate de la inflación "es bajar el déficit fiscal y tener una política monetaria que sea consistente con nuestra disciplina fiscal".

Agregó que "en base a lo que nos pasó en los últimos meses, los datos de pobreza y los datos de este pico inflacionario del mes pasado, lo que hicimos fue concentrarnos en un set de productos que están muy dirigidos a la canasta básica para dar un alivio en estos meses que vienen".

Precisó el ministro que trabajaron en la iniciativa con 16 empresas entre las que se encuentran Arcor, Morixe, Molinos Río de la Plata y Adecoagro, y que el plan cubre entre 60 y 74 productos. "Son empresas grandes que nos garantizan la permanencia y reposición del producto", explicó.

Los anuncios del Gobierno nacional para frenar la inflación y estimular el consumo interno siguieron hoy generando expresiones públicas, especialmente de entidades empresarias.

En un comunicado conjunto, la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) manifestaron hoy su apoyo al paquete de medidas anunciado por las autoridades nacionales, y destacaron la importancia de algunas de ellas en particular.

"En un contexto como el actual, con muy bajos niveles de consumo, todo aquello que apunte a reactivar la economía (créditos, descuentos, etc.) es bienvenido, por la sociedad en su conjunto", indicaron las entidades.

"En lo referido a la inflación, si bien es sabido que la fijación de precios no es efectiva en períodos prolongados, puede ser una señal positiva en una situación como la actual, especialmente si va acompañada por medidas paralelas como las anunciadas, (congelamiento de tarifas, gas, electricidad, transportes, etc.)", precisaron.

También elogiaron las medidas "que apuntan a descomprimir la difícil situación que están atravesando las pymes, tales como los planes de pago para regularizar deudas con la AFIP, y en especial otras que buscan resolver antiguos reclamos de nuestro sector, como los extensos plazos de pago de las tarjetas de crédito y el cobro de comisiones bancarias indebidas por depósitos de efectivo".

Uno de los anuncios tiene que ver con descuentos en los precios de los remedios, y en tal sentido la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (Facaf) anunció que participará, con sus más de 5.000 farmacias adheridas de todo el país, del programa Medicamentos de Primer Nivel (MPN) para los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH).

El plan, promovido por la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), posibilita la dispensa de fármacos incluidos en el vademécum con descuentos de 40, 50 y hasta 70% del precio de venta al público.

Estos descuentos no pueden ser sumados a otros que se reciban por obras sociales y/o entidades de medicina prepaga.

Cuando el paciente concurre a un médico adherido al sistema, éste le podrá recetar los medicamentos que considere necesarios en un recetario especialmente diseñado para los beneficiarios de la AUH.