Su titular, Rossana Benigar, confirmó que se trató de la primera recolección  del año. Involucró tejidos, tallados en madera, instrumentos musicales, joyería en alpaca e instrumentos musicales pertenecientes a comunidades mapuche de la zona Sur.

La imagen puede contener: personas sentadas y calzado

La presidenta de Artesanías Neuquinas SEP, Rossana Benigar confirmó que hace pocas semanas la empresa neuquina concluyó la recolección y compra de piezas textiles, tallados en madera, instrumentos musicales, joyería en alpaca e instrumentos musicales en las comunidades mapuche de la zona Sur, como fue el caso de Atreuco, Linares, Chiquilihuin y Painefilu.

Subrayó que “esto representó una inversión de más de dos millones de pesos en compra de piezas artesanales, pero además significó retomar el vínculo con los artesanos de esta región para que provean a Artesanías Neuquinas de más productos, ya que ellos tienen un proceso más inclinado a la autogestión”.

“Se trató de la primera recolección de trabajos del año 2019”, dijo la funcionaria y agregó que “para Artesanías Neuquinas fue muy significativa, porque ahora la casa cuenta con un stock considerable de piezas artesanales, en especial de madera, que serán distribuidas en los diferentes puntos de venta”.

Detalló que dichos puntos de venta están ubicados “en la ciudad de Neuquén, la ciudad autónoma de Buenos Aires, San Martín de los Andes y, desde este año, reabrimos el local de venta y exposición en la villa termal de Copahue, gracias a un convenio con el Ente Provincial de Termas del Neuquén (Eproten)”.

Explicó que “el objetivo de Artesanías Neuquinas es muy amplio, ya que genera una fuente de trabajo genuina para el sector artesanal. No sólo para el trabajador individual, sino que se trata de una fabricación de tipo familiar en la que están involucrados todos los integrantes de una familia y de una comunidad”.

El Estado, al comprar dicha producción, “acompaña la ruralidad con diferentes acciones que garantizan la permanencia de las familias en su ámbito de origen y la continuidad de las tradiciones artesanales. Sin olvidar que el gobierno provincial es el mayor comprador de artesanías, más allá de que los artesanos comercializan sus piezas en otros ámbitos, como empresas privadas, ferias y fiestas populares”, indicó Benigar.

La presidenta de la firma estatal argumentó que “de todas maneras la meta primordial es difundir el contenido cultural y la identidad histórica de cada una de las piezas, un conocimiento que fue y es transmitido de generación en generación desde hace siglos. Cada tejido, cada dibujo, cada símbolo de las piezas no es al azar, no es un mero gráfico, encierra todo un significado ancestral”.

Destacó que “el Estado neuquino también colabora habilitando espacios en los que se puedan transmitir los conocimientos. En cada comunidad mapuche la empresa estatal desarrolla talleres –dictados por los más ancianos y experimentados de cada familia artesanal– en los que participan niños y adultos y en los cuales se transfieren las técnicas del hilado, del tejido a telar, de la cerámica o del trabajo con los metales, en especial con la plata y la alpaca, y otras tantas técnicas artesanales”.

Según informó la funcionaria, “los próximos pasos para la recolección y compra de artesanías será la zona Norte y la totalidad del departamento Aluminé. Se trata de las grandes compras que realiza Artesanías Neuquinas, pero en realidad durante todo el año los locales de Neuquén capital y San Martín de los Andes adquieren piezas de forma permanente, como es el caso de la platería y la cerámica con arcillas”.

Subrayó que “el proceso de recolección que se realiza en terrero es lo más relevante del trabajo del organismo, porque fortalece el vínculo personal con cada artesano y artesana, ya que las piezas se compran en forma directa en los parajes donde residen y evita el gasto de traslado a los centros urbanos y los inconvenientes que genera el transportar bultos muy grandes y pesados, como sucede con las artesanías en madera”.

 

Particularidades de cada zona

Cada zona de la provincia presenta su particularidad en cuanto al diseño y fabricación de piezas. Por ejemplo, las artesanías de la comunidad Linares –Aucapan Centro, Aucapan Abajo, Nahuel Mapi Arriba y Nahuel Mapi Abajo– se destacan por las piezas textiles de mucha calidad donde los colores provenientes de los tintes naturales son los protagonistas. De este modo, las matras, matrones y ponchos son las piezas más relevantes, no sólo por su calidad sino por sus colores.

También en esta comunidad se realizan fuentes, morteros e instrumentos musicales tallados en madera. Desde hace pocos años, también está creciendo la producción de joyería en alpaca, notándose un importante avance en cuanto al diseño y terminaciones de aros, tupus, punzones, pectorales y llaveros.

En tanto en la comunidad Atreuco –parajes Atreuco Abajo, Atreuco Medio y Atreuco Arriba– se producen piezas talladas en madera de menor tamaño como juegos de cubiertos, cucharas, cucharones, pinches y poruñas; y en textiles se destacan los caminitos y los aperos para caballos, como las peleras y cinchas.

En la comunidad Painefilu se registra menor producción y Artesanías Neuquinas está haciendo un proceso de acompañamiento a las artesanas del paraje Huilquimenuco, a través de un taller de capacitación de hilado y tejido en telar, mientras que en la Costa del Malleo seis artesanas realizan piezas textiles como matras, caminos grandes, ponchos y ponchos adaptados para mujeres.

En tanto, en la comunidad de Chiquilihuin también se registran pocas artesanas textiles que realizan tejidos a telar y a dos agujas, destacándose los caminos, peleras y chalecos. En esta comunidad un grupo de artesanas hace joyería en alpaca y hay un artesano de la madera.