La Confederación Sudamericana de Fútbol le quitó la exclusividad a la red social para transmitir partidos de la Copa Libertadores de América 2019 y uno de los motivos que determinaron la decisión fue el mal nivel técnico del servicio.

El máximo organismo del fútbol sudamericano informó en las últimas hora de anoche que romperá ese vínculo y los encuentros volverán a la pantalla tradicional. De esa manera, a partir de la próxima fecha, se podrán observar los partidos por la señal de Fox Sports y/o por Facebook Watch.

El mal funcionamiento del streaming, vía banda ancha fija o móvil, atentó contra la búsqueda de una novedosa alternativa para ampliar las audiencias del fútbol que, en la Argentina, siempre estuvieron sujetas a través de la televisión por cable.

Más allá de los problemas técnicos, Facebook no pagaba demasiado dinero por las transmisiones y ahora la Conmebol hará una nueva licitación para saber quién se hará cargo de las transmisiones.

La Conmebol presentó la nueva estrategia para las transmisiones de los torneos que organiza y se notificó que la razón de otorgar a Facebook la exclusividad respondía a la demanda de los sponsors por alcanzar mayores audiencias.

Entre los argentinos, los primeros castigados por el sistema fueron los hinchas de Huracán, que durante el partido de la primera fecha ante Cruzeiro, en Buenos Aires, se quejaron por la mala calidad de la imagen y porque el encuentro por momentos se veía en cámara lenta y con delay.

A principios de año se había firmado un contrato en el que se establecía que hasta 2022 todos los partidos que se jugaran los jueves por la Libertadores (un total de 27) iban a ser transmitidos únicamente por Facebook.