Así lo determinaron los médicos forenses que realizaron la autopsia al cuerpo de la modelo en la morgue judicial de San Fernando.

La modelo y conductora Natacha Jait murió como consecuencia de una “insuficiencia respiratoria por edema agudo de pulmón secundaria a falla multiorgánica”, informaron fuentes judiciales.

Para establecer en forma fehaciente por qué llegó a este cuadro, habrá que efectuar pericias complementarias y analizar pulmones, corazón, hígado y si tenía alguna droga en sangre y orina, explicaron los informantes. Además, se realizará un cotejo entre la cocaína hallada en las fosas nasales de la víctima y la encontrada en el allanamiento realizado en una vivienda ubicada a tres cuadras del salón donde fue hallada sin vida y donde se ubicó a tres testigos del hecho.

Las fuentes también indicaron a Télam que en el cuerpo de la víctima “no había lesiones externas, signos de defensa en sus manos ni ninguna marca”, por lo que está descartada alguna agresión con armas.