Alianza-Petrolero: ¿y ahora?

Los motivos de la suspensión del partido Alianza-Petrolero no se van aclarar insultando por radio o facebook. Esto es un hecho. Y más allá de todo hay un ser humano involucrado. Aún cuando hubiera simulado la lesión, es una persona.  Y si esa persona tomó una decisión equivocada seguramente habrá una sanción. Si no, la preocupación debe ser por su estado de salud. Y ante la duda corresponde darle la derecha… por lo menos hasta que se demuestre lo contrario. 

Hace falta en este caso remitirse a los hechos. Y aquí no hay más de dos hipótesis. La primera es que Mauricio Inostroza pudo haber sido herido ayer en la cancha de Alianza o sufrir una secuela del golpe que recibió en Senillosa el día anterior. La alternativa es que haya simulado una lesión.

Han pasado más de 24 horas desde que cayó en cancha de Alianza y hay un dato ineludible y demostrado: algo lo golpeó. Esto fue admitido por un jugador de Alianza, Mariano Figueroa, que contó lo que él vio estando de frente al arco que iba a ocupar Inostroza.

Hay otro dato que es indiscutible: a los jugadores no se les debe tirar nada. Son personas que van a trabajar o a dejar su esfuerzo por el equipo y ya están obligados a aguantar la catarata de insultos que les descargan en todas y cada una de las canchas. Algunos de ellos totalmente descalificadores. ¿Por qué deben soportar además que les tiren cosas?… aunque sea un rollito de papel.

Y el mensaje deberían tenerlo muy en cuenta los hinchas de Alianza: se preparaban para hacer un gran partido y auguraban una goleada sobre Petrolero que había jugado el día anterior dando ventaja deportiva en ese sentido. Y ahora, en vez de festejar, tienen un partido suspendido, a resolución del Consejo Federal y sin saber a ciencia cierta qué sucederá.

Argumentos hay millones. Podrán decir que el enrollador del rollito de papel es inofensivo, que pesa unos pocos gramos, etc, etc… Pero…. El partido está suspendido.

Los médicos afirman que Inostroza tenía un solo golpe y databa de 24 horas antes. Es un dato sustancial. No hay golpe con objeto contundente el domingo. Pero, como haría cualquier jugador de fútbol de éstas tierras, en Senillosa tuvo una revisión médica primaria y el domingo estaba listo para defender los colores de su equipo de nuevo.

Habrá que ver si ese golpe del día anterior no tiene relación con la supuesta pérdida de conocimiento de ayer. Hay pericias forenses para determinar esto. Descartadas estas hipótesis y las que consideren profesionales acreditados para dar opinión al respecto, recién se puede pensar en una simulación.

Y una cosa casi demuestra la otra, por lo que el camino a recorrer no es tan largo.

En vez de ello, se puso directamente en tela de juicio la honestidad de Mauricio Inostroza dejando en claro que lo único que interesa son los 3 puntos. Una locura…

Respecto a la foto hay poco que decir. Periodísticamente es un elemento inobjetable y relevante. Pero es un indicio y no una prueba concluyente. El padre de Mauricio Inostroza lo explicó: puede ser una mueca de dolor, dijo. Y hay que aceptarlo y que profesionales calificados respondan esa interrogante.

Por otro lado hay un montón de cuestiones tribuneras de fácil respuesta.

1-      “Se tiró porque no querían jugar”. Y ustedes le dieron el motivo para darle lugar a la picardía.

2-      El enrollador del rollito lo golpeó… Lo que se discute es si hubo una simulación con el consiguiente engaño al público que pagó su entrada, los organizadores del partido, las ligas, el operativo policial, etc, etc.

3-      Aquellos cuestionamientos que se dirigen hacia la hombría de Inostroza directamente no merecen respuesta ni consideración. Se descalifican a sí mismos por su propia naturaleza. Y lo más importante: tenían la ventaja futbolística de que el otro equipo había jugado 24 horas antes y ahora no la tienen más y ni hablar si hay un fallo desfavorable a Alianza en el Consejo Federal.

4-      Finalmente, para unos y otros que podrían llegar a especular con sacarle los puntos al rival y/o que le suspendan el estadio tanto en la alternativa que se compruebe que hubo una simulación o como que se concluya que hubo una agresión: policía baraja la posibilidad  de que de acá en más se juegue sin público.. y no solamente Alianza-Petrolero o al revés: todos los partidos…. Pensar en el efecto que esto puede tener sobre la economía de los dos clubes habrá dejado en claro quién ganó y quién perdió con este nuevo escándalo en un partido de fútbol en la comarca petrolera. Y esto… sin importar quién fue